carboxiterapia

Carboxiterapia

¿Qué es?

La carboxiterapia es un método no quirúrgico que consiste en la inyección de CO2 (Dióxido de Carbono) médico en el tejido subcutáneo gracias a una fina aguja, se distribuye de forma rápida y extensa por los tejidos adyacentes desempeñando una potente actividad vasodilatadora a nivel microcirculatorio, de modo que aumenta el flujo sanguíneo en el tejido dérmico y adiposo.

Las toxinas desligadas durante el proceso se eliminan a través del sistema linfático lo que provoca una mejoría del tono de la piel.

El número de sesiones es variable y depende de las características y necesidades concretas de cada paciente, pero se consideran necesarias un mínimo de 15 aplicadas, 1 ó 2 veces por semana.

Una vez finalizada la sesión, el paciente puede incorporarse a sus actividades de la vida cotidiana, evitando el sol durante las siguientes 24-48 horas.

 

¿Cómo funciona?

La técnica de la Carboxiterapia es muy sencilla. Se realiza a través de un equipo especialmente diseñado que permite controlar la velocidad de flujo y el tiempo de inyección del CO2, así como monitorizar la dosis administrada. Se aplican varias inyecciones con una aguja de diámetro inferior a la aguja de insulina.

El gas se difunde rápidamente a los tejidos adyacentes. No presenta efectos secundarios, salvo un ligero y fugaz enrojecimiento que perdura unos minutos. También podemos apreciar alguna pequeña equimosis en el punto de punción que desaparecerá en pocos días.

 

Indicaciones estéticas de la Carboxiterapia:

  1. Celulitis
  2. Flacidez cutánea
  3. Estrías
  4. Adiposidades localizadas
  5. Alopecias
  6. Ojeras
  7. Rejuvenecimiento facial y corporal

 

Zonas de Tratamiento

Está indicado para personas que, tras fracasar por medio de otros procedimientos y que no han obtenido resultados satisfactorios, aún presentan un cuadro de grasa ultrarresistente.

Abdomen, Glúteos, Manos, Brazos, Flancos, Piernas.

 

Ventajas

  • Normaliza la pigmentación cutánea.
  • Proporciona una hidratación extra -Suavizar líneas de expresión y arrugas.
  • Aporta turgencia a los tejidos -Redibujar el óvalo facial corrigiendo flacidez.
  • Activa la microcirculación sanguínea, en el cuero cabelludo previniendo y frenando la caída